Bariloche es un lugar especial desde todo punto de vista, la naturaleza y la diversión de una gran ciudad se unen para presentarnos un sinfín de opciones que podemos elegir a la hora de disfrutar de nuestras próximas vacaciones.

Cuando llega el momento de planear las vacaciones debemos elegir en qué lugar nos hospedaremos y qué lugares visitaremos durante nuestra estadía, y aunque un poco de improvisación es bueno, conocer de antemano algunos lugares es una excelente idea.

Qué hacer en Bariloche en Invierno

La ciudad de San Carlos de Bariloche tiene su temporada alta en invierno, donde la nieve se hace presente y resalta toda la belleza y majestuosidad de uno de los destinos más atractivos de nuestro país.

Tanto si su idea es relajarse y descansar, como si es un fanático de los deportes extremos, Bariloche ofrece un amplio abanico de posibilidades, con cientos de lugares y atracciones para recorrer en un espacio muy reducido, por lo que no es necesario realizar grandes traslados.

Está claro que hay visitas que son casi obligatorias como el Parque Nacional Lago Nahuel Huapí, el cerro Tronador o una salida nocturna al centro de la ciudad, pero también hay lugares increíbles que podemos conocer en solo una tarde y sin duda disfrutarán desde los más pequeños hasta los más grandes.

Qué lugares visitar en Bariloche: Museo del Chocolate

El Museo del Chocolate es un lugar muy especial donde la historia del chocolate es resumida a la perfección, en el marco de una ciudad con una tradición chocolatera muy grande.

Ubicado sobre la avenida Ezequiel Bustillo, la fábrica de chocolate Havanna cuenta con una instalación dedicada a dos fines, por un lado la tradicional producción de chocolates, alfajores y cubanitos y por el otro, contar la historia desconocida del Chocolate en nuestro país.

En este museo se pueden conocer los primeros pasos de una de las empresas más grandes de Argentina, Havanna, así como también un poco de historia y cultura de la ciudad de Bariloche y los distintos métodos de elaboración del chocolate desde el grano hasta llegar a la barra o los riquísimos alfajores.

Claro que también cuenta con la posibilidad de comprar todos los productos de Havanna y disfrutar de uno de sus exquisitos cafés.

Es un paseo que no toma más de dos horas, ideal para días de mal tiempo, o para que disfruten los más pequeños, que seguramente adorarán las esculturas de chocolate y todo el entorno de este lugar.

Bariloche es una ciudad con una oferta gastronómica muy amplia, conocer los mejores lugares y las especialidades de estas tierras hará de su visita unas vacaciones inolvidables, a lo largo de próximos artículos contaremos más sobre qué lugares visitar en Bariloche.

Si has elegido Bariloche como tu próximo destino no te olvides de revisar nuestra oferta de Alojamiento en Bariloche, la cual cuenta con Hostel, Hotel, Aparts y todos los servicios que necesita el turista para disfrutar al máximo de la ciudad.

Shares
Share This