Adrenalina, arte, música y las más cautivadoras vistas te esperan en el Cerro Otto, una montaña ubicada en el Parque Nacional Nahuel Huapi, en la Patagonia, que te invita desde sus 1.405 msnm. a explorar los tesoros de la naturaleza argentina.

Todo un día no bastará para conocer las actividades que hacen vida en este complejo turístico que se ha vuelto referencia para el mundo y que lleva su nombre en honor a Otto Goedecke, el primer colono alemán que lo habitó. Cada año, miles de visitantes se acercan para vivir las excursiones más tradicionales de San Carlos de Bariloche, con su más pálida nieve y su fascinante vista desde las alturas del teleférico.

Cerro Otto es arte, música y paisaje

Alcanzar la cima del Cerro Otto es un sueño. Partiendo del teleférico, compuesto por 42 góndolas panorámicas, o del Funicular de la Cumbre, es imposible no disfrutar un espectáculo tan real. Las montañas con verdes bosques a sus pies, los azules lagos que las rodean y un apacible cielo sobre la inmensidad, te harán desear no escapar jamás de este paraíso argentino.

 

También es arte. Aunque la madre Tierra se deleita al mostrarnos toda su riqueza, este complejo dispone de un espacio en el que se exhiben obras del hombre. Justo en la cumbre hay una galería de arte donde se encuentran réplicas de las tres piezas más importantes de Miguel Ángel Buonarroti: el David, la Piedad y el Moisés. Un valor histórico adicional a tu experiencia.

 

El Deck Panorámico es de los preferidos por los turistas, sus 100 m2 están repletos de impactantes escenografías. Por último, en Otto House Music: Disco y Microcine, las noches del Cerro finalizan con broche de oro. Ahí la fiesta se enciende y se proyectan documentales de la región. 

 

Adrenalina en el Cerro Otto

 

Sus paisajes son perfectos para la postal de tu viaje y sus senderos ideales para llevar tu adrenalina a su límite. En el Cerro Otto, podés practicar mountain bike y senderismo corto. Tenés la posibilidad de ascender en tu vehículo o mediante el legendario teleférico y, por si fuera poco, pistas de esquí nórdico y de esquí andino te esperan en las zonas altas de la montaña.

 

Con el zipline disfrutarás la vista cenital del bosque y, asimismo, te trasladás hasta las estaciones. Otra de las travesías comienza en la ladera sur del cerro, ahí se recorren unos 4 km en camionetas 4×4 y otros 6 km en motos de nieve. Toda una aventura. 

Actividades de nieve

 

En una zona perteneciente a la cordillera de los Andes, no puede esperarse más que un exquisito clima frío que para invierno hace del Cerro Otto el más atrayente espacio para los amantes de la nieve. Pero, ¿qué lo hace tan interesante?

 

Sus descensos en trineos, paseos en cuatriciclos, caminatas con raquetas, un divertido Laberinto del Bosque, el vertiginoso Puente Colgante; todas estas actividades te llevarán hasta una Cabaña de los Espejos deformantes, en la que hasta el más serio soltará su risa, pues verán su reflejo deformarse graciosamente.

 

Cerro Otto es, definitivamente, una de las paradas obligadas si de excursiones hablamos. Una mezcla de diversión y aprendizaje que sumará un conmovedor recuerdo más a tu alma mochilera.

 

Te invitamos a hospedarte en nuestro hotel en Bariloche, hostel en Bariloche y departamento en alquiler en Bariloche.