Conocé Cerro Campanario y viví sus paisajes de aventura

Conocé Cerro Campanario y viví sus paisajes de aventura

Si querés recorrer el país, no podés dejar de darte un paseo por el espléndido Cerro Campanario. Este natural atractivo cubierto de nieve está repleto de vida, aire puro y, por supuesto, actividades grupales que te garantizan la más amena experiencia.

 

Desde el Km 17,5, en la avenida Ezequiel Bustillo, este espacio de turismo nacional se caracteriza por ser una ventana a través de la que propios de la zona y extranjeros deleitan su vista con sus cristalinas lagunas, frondosos bosques y la secuencia más hipnotizante de colinas vestidas de blanco. 

Miradores de Cerro Campanario

 

Una serie de miradores dispuestos en el grandioso Cerro Campanario te regalarán la oportunidad de dar un vistazo a una de las riquezas del país. Sí, los apasionantes paisajes que lo circundan se convierten en una panorámica inolvidable de una Argentina llena de biodiversidad y cultura.

 

En su cumbre podés observar la mejor presentación de los lagos Nahuel Huapi y Perito Moreno, la laguna El Trébol, la península San Pedro, la isla Victoria, los cerros Otto, López, Goye, Bellavista, Catedral, Capilla, el hotel Llao Llao y las arboledas de la tradicional Colonia Suiza. Desde un mirador u otro, igualmente la visión será especial. Eso sí, procurá estar bien abrigado.

Opciones para subir el Cerro Campanario

 

Solo siete minutos te tomará alcanzar el más alto punto del emblemático Cerro Campanario. Solo este tiempo será suficiente para disfrutar de las más ricas experiencias en cercanía con la naturaleza e inhalar los aromas de sus árboles silvestres, pero ¿cómo puedo llegar allá?

 

En el lugar existen aerosillas rápidas y seguras que pueden acércate a ese pedazo de paraíso. También, como buen apasionado de la ecología y la aventura, podés emprender tu propia caminata hacia la cima. El cerro solo está a unos 1050 metros sobre el nivel del mar, así que tu ascenso podría durar unos 30 minutos. Es, sin duda, una vivencia única con la mejor vista.

 

Una vez arriba, te encontrarás con varias terrazas y otros balcones naturales con información sobre cada uno de los cerros que se asoman desde ese punto. Finalmente, y quizás la más divertida parada, una confitería giratoria, única en el país. Su estructura vidriada gira en un radio de 360° y, en apenas 20 minutos, te permite ver todo el espectáculo paisajístico.

Cuál es el recorrido para llegar a Cerro Campanario

 

El Cerro Campanario no solo es fascinante en su naturaleza propia, sino que además toda la ruta por la que tenés que recorrer para llegar a él se convertirá en otra grata experiencia para contar. En un día podés emprender tu viaje y vivir su magia desde adentro.

 

Señaléticas en todo el camino te indicarán cuando estés cerca, así que resultará fácil. El trayecto comienza en el Km 17,5 de la avenida Bustillo, desde este momento ya podés visualizar el lago Nahuel Huapi y toda su pasividad. En Km. 8 está Playa Bonita, y próximo a este el desvío de cruce-Catedral hacia Virgen de las Nieves, cerro Catedral y lago Gutiérrez.

 

Siguiendo la ruta 237, atravesarás Puerto Moreno, Playa Serena, Hipdromo Jockey Club, y, finalmente, llegarás en el Km. 17 a la aerosilla que te llevará directo al espectacular Cerro Campanario. Experimentá, atrevéte y conocé los tesoros que esconde nuestro Bariloche.

 

Te invitamos a hospedarte en nuestro hotel en Bariloche, hostel en Bariloche y departamento en alquiler en Bariloche.

Descubrí la amplia gastronomía local que esconde Iguazú

Descubrí la amplia gastronomía local que esconde Iguazú

Como si no fuese suficiente la grandeza que abraza Iguazú entre su parque, selva y cataratas, también ofrece un exquisito motivo por el que terminarás amando este pedazo de Argentina. Haciendo un recorrido por su gastronomía local revelamos lo más rico de Brasil, lo más excéntrico de Paraguay y lo más tradicional de nuestro país, ¿te atrevés a descubrirlo?

 

La mezcla de sabores de tres países en un solo lugar no suena de otro modo que perfecto. Cada año, son miles los turistas que se acercan a la maravillosa Iguazú para deleitarse con sus paisajes de postal y con sus platos de sabor, textura y olor a gloria.

¿Qué puedo saborear en la gastronomía local de Iguazú?

 

Además de que la gastronomía local de Iguazú es súper amplia, también tiene mucha competencia culinaria. En este rincón podés encontrar desde pescados y chipás, hasta el infaltable mate. Cada uno en diferentes presentaciones en restaurantes, pizzerías y bares dispuestos a satisfacer tu paladar a como dé lugar.

 

Lo más solicitado es sin duda sus pescados: dorados, surubí, pacú, el patí y el manguruyú; sacados de las aguas de los ríos Paraná e Iguazú directo a tu plato como parrilla, horneados, al ajo o a la milanesa, según tu preferencia.

 

Los asados a la parrilla tampoco pierden demanda. La carne, sobre todo de res y ternera, es la favorita. Finalmente, para acompañar estos platos están los chipás o chipacitos, unos panes de harina de mandioca, leche y queso fundido llenos de sabor; y el mate, nuestra típica y estimulante infusión preparada con hojas de yerba mate.

Cuáles restaurantes guardan la gastronomía local de Iguazú

 

  • La Rueda: Con más de 30 años al servicio, es uno de los restaurantes con más tradición en Puerto Iguazú. Su ambiente es histórico y presume un mural con la mitología guaraní. Su especialidad son los pescados, las carnes y las pastas artesanales.

 

  • Boutique Hotel de la Fonte: Está a 400 metros del hito de las Tres Fronteras y del centro de Puerto Iguazú y logra deleitar a sus comensales con una inigualable vista. Su chef, Matteo Lagostena, se basa en “la tradición italiana en clave local” con productos frescos y orgánicos.

 

  • Bocamora Grill and Wine Gastronomía: Localizado cerca de los ríos protagonistas de este tour, justo en el paseo de la avenida Costanera, es un local de gran categoría culinaria con vinos exclusivos. Sus platos van desde lo gourmet, lo típico, hasta la mejor carne paradisíaca.

 

  • El Quincho del Tío Querido: Más de dos décadas dan fe de su exquisitez. Sus cortes como el bife de chorizo, el churrasco, el lomo, el costillar o la tira de asado, son los más elegidos por extranjeros. También, cuenta con un amenizado ambiente con música en vivo.

 

Gastronomía local de Iguazú como atractivo turístico

 

El turista se vuelve cada vez más exigente y la gastronomía local de Iguazú no deja de dar la talla. Su diversidad va dirigida tanto a residentes de Argentina, Brasil y Paraguay, como del mundo entero. Cuando pensés en turismo y comida, sabé que en Iguazú conseguirás naturaleza, color y mucho sabor de nuestros ingredientes regionales.

Te invitamos a hospedarte en nuestro hotel en Iguazu y nuestro hostel en Iguazu.

 

Tres datos que te enamorarán de la Colonia Suiza

La leyenda y una pequeña parte de Europa circundan San Carlos de Bariloche. La Colonia Suiza, patrimonio histórico, guarda todas las fascinantes características del siglo 19, época cuando se fundó, sin duda, para prevalecer como una verdadera muestra de tradición en Argentina. 

 

A solo 25 kilómetros de la ciudad de Río Negro se encuentra este territorio originalmente poblado por inmigrantes suizos. Para entonces se dedicaba a producción de materia prima y alimentos; sin embargo, hoy es una parada obligada para el turista más curioso y con ansias de cultura.

Historia de la Colonia Suiza

 

En 1985, la familia Goye, proveniente del cantón Valais de Suiza, se encontraba buscando un lugar fuera de su país que los hiciera sentir más “en casa” y tras haber permanecido diez años en Chile, llegó al pie del Cerro López, en Bariloche, donde hallaron aquel parecido con sus tierras suizas que los hizo convertir el sitio en un punto temático nacional. 

 

Los hermanos Félix, Camilo y María Goye se dedicaron a la agricultura y ganadería. Sus labores se expandieron por la producción de frutas, premiadas por su calidad, y de madera con el aserradero Goye & Fant, que le dio a la colonia más economía. Del trabajo de sus manos, y con la ayuda de otros suizos, construyeron sus casas, la primera escuela y la capilla; hoy emblemas de la pequeña villa de montaña.

Curanto y la gastronomía colonesa

 

Si hay algo que puede representar a la Colonia Suiza es el tradicional curanto, una comida de raíces araucanas, pero que se insertó en esta zona desde Chile por Emilio Goye, propulsor de este espacio histórico. Preparar este plato típico se convirtió en un evento. Inicialmente, se cava un hoyo en la tierra de 15 cm de profundidad, donde se colocan piedras bochas calientes. Luego se simula un manto de hojas de nalca o maqui, sobre las que se pondrán todos los ingredientes, cinco tipos de carne y cinco tipos de verduras. Se cubre con más hojas, un lienzo y arena para asegurar toda la cocción.

 

La gastronomía es la atrayente de visitantes de todas partes, pues no solo se disfruta del curanto, sino también de ricos asados, empanadas, quesos, frutas, verduras y una variada repostería casera.

Recorridos por la Colonia Suiza

 

Los atractivos en la Colonia Suiza se inician con la preparación del curanto. El acto de realiza cada domingo antes del mediodía para que turistas conozcan la magia culinaria que encierra este plato típico.

 

Por otra parte, tenés disponible una feria artesanal, un recorrido por las pintorescas y tradicionales casas, actividades para niños y venta de su exquisito chocolate. Podés recorrer los senderos andinos, con un caballo o en una amena caminata, para participar de las excursiones hacia la laguna Negra, el cerro López y el refugio Jakob.

 

Desde los campamentos Goye, Meli Hué y Huenei Ruca, también salen camionetas que ascienden hasta el refugio del cerro López con trayectos diarios por el “Museo de los viejos colonos”. Si sos de los atrevidos hay trekking para vos, y de cualquier modo, como apasionado por la naturaleza, la Colonia Suiza es ideal para explorar costumbres y su valor histórico.

Te invitamos a hospedarte en nuestro hostel en Bariloche, hotel en bariloche y nuestros departamentos en Bariloche.

Las Cataratas del Iguazú: Un vistazo a una maravilla del mundo

Las Cataratas del Iguazú: Un vistazo a una maravilla del mundo

Al hablar de las Cataratas del Iguazú solo viene a la mente inmensidad. Un espectáculo natural que abarca Argentina, Brasil y Paraguay y reúne la más diversa flora y fauna, esto, junto a sus otras fascinantes características le dieron el honor de denominarse, en 2011, una de las siete maravillas del mundo.

 

Dentro de las 67.620 hectáreas de selva que encierra el Parque Nacional Iguazú se encuentra este pedazo de paraíso en la Tierra y, a lo largo de este Patrimonio de la Humanidad, designado así en 1984, se plasma la belleza botánica que desde hace 83 años ha hecho que muchos volteen su mirada hacia este rincón de la nación.

Historias y mitos de las Cataratas del Iguazú

Los ojos humanos comenzaron a disfrutar de las Cataratas del Iguazú en 1542, cuando el conquistador español Álvar Núñez las avistó por primera vez en su trayecto desde el Atlántico hasta Asunción de Paraguay. Las nombró “Saltos de Santa María”; sin embargo, poco después fue sustituido por “Iguazú”, que en guaraní significa “gran cantidad de agua”.

 

Por otra parte, cuenta la leyenda que este icónico río servía como refugio para una gigante serpiente llamada “Boi”. Nativos practicaban anualmente un rito que consistía en sacrificar a una de sus mujeres para que este enorme animal permaneciera en las aguas. En una oportunidad, un atrevido guaraní impidió que una dama fuese ofrendada y escapó con ella. “Boi” desató su ferocidad por aquel acto de rebeldía y partió con su lomo el curso del río, creando las hoy reconocidas cataratas.

Cómo llegar a las Cataratas del Iguazú

Desde nuestro lado, podés llegar en el noroeste de Misiones, a 17 km de Puerto Iguazú. Se encuentran a aproximadamente 1.640 km de Buenos Aires y a 300 km de Posada. En Brasil, por su parte, tenés que acercarte a Paraná, donde se encuentra el Parque Nacional do Iguaçu.

 

La seguridad es óptima, pues se trata de un espacio natural que recorre ambas fronteras. De hecho, el río que las forma nace en el mencionado estado brasileño y luego de recorrer unos 1.200 kilómetros llega a un punto donde se separa para lanzarse desde los saltos en la nación albiceleste

Cómo descubrir la grandeza de las Cataratas del Iguazú

Un día entero no te bastará para recorrer todo el parque donde se encuentran las Cataratas del Iguazú, pero sí podrás descubrir gran parte de su biodiversidad con paseos en lanchas, vehículos 4×4, trenes y helicópteros, según tu nivel de aventurero.

 

Entre las propuestas se encuentran: el Centro de Interpretación Yvirá Retá; el Paseo Inferior, el Superior, el sendero Garganta del Diablo, el cruce a la Isla San Martín, el Sendero Macuco y el Yacaratiá. Cada una te invita a transitar su grandeza, incluso bajo la Luna. 

 

Por tratarse del principal centro turístico del país, las Cataratas del Iguazú son uno las más visitadas. Cerca de un millón 350 mil personas de todo el mundo va cada año a recorrer sus 275 saltos y apreciar la majestuosidad del más emblemático: la Garganta del Diablo. Sus 82 m de altura ven caer más 1.500  de agua sobre un mar de bruma.

Tres razones por las que tenés que visitar la Selva Misionera de Iguazú

En el interior de este pulmón vegetal que se extiende por Argentina, Brasil y Paraguay se esconde un sinfín de sorpresas que todo amante de la naturaleza quiere descubrir. Haciendo un recorrido por su frondosa inmensidad nos encontramos con tres firmes razones por las que no debes dudar en visitarla. Conozcamos la Selva Misionera de Iguazú, el espacio de mayor diversidad biológica del país.

 

El Parque Nacional de Iguazú, creado en 1934, acobija este punto que garantiza el contacto más directo con el medio ambiente. Los más cálidos valles y la quietud de sus ríos resguardados por un conjunto montañoso de sierras te dan la bienvenida a un nuevo concepto de turismo ecológico que le valió, 50 años más tarde de su fundación, para ser Patrimonio Natural de la Humanidad.

Cataratas del Iguazú, una de las siete maravillas del mundo

 

En la Selva Misionera se pueden observar algunos de los 274 saltos naturales que encierra, pero existe un lugar donde se encuentran los más altos e imponentes: Las Cataratas del Iguazú. Su majestuosidad y sublimidad las convirtieron, en 2011, en una de las siete maravillas naturales del mundo.

 

“La Garganta del Diablo”, el salto de 80 metros que pasa la frontera entre Argentina y Brasil, te dejarán sin aliento. Aunque lo intentés, no vas a poder describir con palabras su excentricidad y solo te quedará dejarte acariciar por su bruma, vivir los colores de su cielo y percibir el lejano cántico de las aves. Es un espectáculo que podés deleitar desde pasarelas en Puerto Canoas.

Biodiversidad, vida y color

 

Por las inmediaciones de la Selva Misionera de Iguazú suelen verse toda clase de animales: coatíes, tapires, venados y yaguaretés. Especialmente, en el sector de las pasarelas observarás ejemplares del tucán grande. Al finalizar la jornada, se pasean en parejas entre los árboles para pasar la noche.

 

 

La selva encierra las mejores condiciones para la coexistencia de 448 especies de aves, 80 de mamíferos y una cantidad mayor de peces, batracios y reptiles, mariposas y polillas. También hacen vida la exuberante águila harpía y los vencejos de cascadas, un tipo de golondrinas único en el mundo que figura en el escudo del Parque de Iguazú.

Excursiones para poetas y aventureros

 

La atracción más significativa en la Selva Misionera de Iguazú siempre serán las caídas de agua; sin embargo, nuevas alternativas como los recorridos que permiten conocer otros aspectos del parque, divertidos paseos en lancha y las pacíficas caminatas por sus senderos son otras opciones para capturar cada fragmento del paisaje.

 

En el Centro de Visitantes hay dos salas temáticas que exponen la biodiversidad de la selva y su cultura. Excursiones en vehículos 4×4 o en el Tren de la Selva te llevarán a bordear el río Iguazú y, para los más atrevidos, hay helicópteros de paseo dispuestos a sobrevolar la grandeza de esta zona.

Ante la progresiva deforestación, la Selva Misionera se rehúsa a desaparecer y se muestra cada vez más sobrecogedora esperando que el mundo la conozca. Si todavía tenés dudas, mirá lo que te tiene preparado este ícono turístico que atesora todas las propuestas de ambiente e historia que todo apasionado debe tener en su itinerario.

Hospedate en nuestro hotel en Iguazu o nuestro hostel en Iguazu

8 excursiones que debés hacer en tu viaje a Bariloche

8 excursiones que debés hacer en tu viaje a Bariloche

Seguramente ya escuchaste hablar de Bariloche, uno de los destinos turísticos más importantes de la Argentina.

En Bariloche hay actividades todo el año y es de esas ciudades donde siempre hay un lugar para todos.

Ya sea que lo tuyo sea la historia, los monumentos o los museos; las excursiones terrestres, la naturaleza o las actividades al aire libre; las excursiones lacustres, el esquí, la nieve o las compras; el golf o los trekkings… en esta ciudad siempre habrá un rinconcito para vos.

Por eso, a continuación, te queremos compartir algunos consejos que van a hacer de tu viaje a Bariloche una experiencia única y especial.

1* Recorré el Parque nacional Nahuel Huapi. No importa la época del año que vayas, si hace calor o hace frio, si llueve o está soleado, si hay nieve o no hay nieve, este parque siempre será absolutamente bello. No te vas a cansar de sacar fotos: amaneciendo, atardeciendo, nevando, en verano. Sin duda uno de los Parques Nacionales más imponentes y lindos del país. Tiene paisajes únicos y muy propios de la Patagonia.

 

2* Escalá el Cerro López. Es una buena opción para comenzar una caminata, si bien es bastante empinado, no te preocupes: tiene una corta duración! Acceder a él es bastante sencillo y la vista que vas a tener desde allí es mejor de lo que estas imaginándote. No hay nada como ver el amanecer y el atardecer desde allí!

 

3* Admirá el Cerro Tronador. Este lugar es algo increíble. Digno de admirar y mantenerse en silencio mientras se escucha de fondo el sutil sonido del Cerro.

 

4* Hacé una excursión: ya sea por Puerto Blest y la Cascada de los Cántaros, o el cruce por los lagos andinos, Bariloche es sinónimo de excursión. Así que dejá el pijama en casa que después de ver la maravillosa naturaleza que te rodea, lo que menos vas a hacer es querer quedarte encerrado!

 

5*No dejes de ir al Centro Cívico, el punto vital de la ciudad y el icono de tránsito más que obligado para quienes van a Bariloche. De acá sale la típica postal que uno se lleva siempre de su visita.

6* Subí al Cerro Otto, dónde vas a tener una de las mejores vistas panorámicas de Bariloche. Desde la cima del Cerro el panorama del lugar es fantástico: los lagos, las montañas, la naturaleza… cualquier similitud a Suiza es pura coincidencia! Pero es acá, en Argentina!

 

7* Caminá por Colonia Suiza. Es un pequeño pueblito lleno de locales dónde podés comprar cosas regionales, suvenires y distintos tipos de comida. La gente de allí es muy amable lo cual lo transforma en el lugar ideal para pasar un buen rato.

 

8* Conocé el Cerro Catedral. Cerro Catedral es el centro de más completo de Argentina, con paisajes maravillosos. Si vas en invierno, mejor! Vas a ver a todos esquiando (niños, jóvenes , adultos mayores), sin importar las diferencias. Si sos de los que le gusta divertirse sanamente, no podés dejar de visitarlo, aunque no sepas esquiar. La vista desde acá es increíble, no te vas a arrepentir!

Y por último, no dejes de conocer los mejores hospedajes en Bariloche , los hoteles en Bariloche y los hostels con el precio más accesible de la ciudad!