Estos son los precios de los paquetes a Bariloche

Existe un lugar en la Patagonia argentina donde niños y adultos pueden disfrutar de sus vacaciones y recordarlas para toda la vida: La hermosa ciudad de Bariloche, situada en el parque nacional Nahuel Huapi, provincia de Río Negro, es uno de los destinos que no pueden faltar en tus días de descanso.

Para ello, hay una variedad de paquetes turísticos de los que podés disponer para organizar el viaje de tus sueños a esta región localizada a 1.680 kilómetros de Buenos Aires, la ciudad capital del país, y que ofrece unos fantásticos monumentos naturales como lagos, cerros, ríos que podrás visitar tanto en invierno como en verano.

Paquetes a Bariloche

En esta hermosa región disponés de hoteles en Bariloche muy cómodos, con buenos servicios de alojamiento, restaurantes y actividades recreativas durante el día y la noche. También podrás elegir un hostel en Bariloche, un hospedaje ideal para amigos que viajen en grupo y en la zona, de igual manera, hay una buena oferta de alquiler de departamentos en Bariloche, opciones estupendas para la familia.

Llegá desde Buenos Aires con vuelos comerciales, o desde Brasil, Chile y Uruguay, con vuelos charters, con la gran cantidad de paquetes a Bariloche que te ofrecen varios servicios incluidos vuelo o bus con diferentes horas de salidas, traslado al hotel, desayuno y excursiones, actividades recreativas, recorrido a los cerros y otros lugares emblemáticos de esta área patagónica como los lagos.

¿Cuánto sale un paquete a Bariloche?

Tenés principalmente dos tipos de paquetes turísticos para llegar a Bariloche: aéreos y de bus. Su elección dependerá de tu preferencia y presupuesto. Si elegís viajar en avión, el precio por tres noches de hotel es 6.600 pesos aproximadamente. Para cuatro noches de hotel, el costo puede ser de 7.480 y para siete noches, un estimado de 9.900 pesos.

La otra modalidad para los paquetes vacacionales, por autobús, dispone de otros precios que tienen un aproximado de 8.200 pesos por cinco noches de hotel, y unos 10.100 pesos por siete noches. Consultá estas opciones vía web, llená los formularios, solicitá información y reservá tu puesto en Bariloche.

¿Qué hacer en Bariloche?

Sin duda uno de los lugares que no debés dejar de visitar es Cerro Catedral Bariloche, un espacio de 120 kilómetros de pistas dispuestas en una superficie de 600 hectáreas que cuentan con una gran variedad de servicios y permanece abierto todo el año. Cerro Catedral Bariloche, al igual que el resto de los cerros como Campanario, Gutiérrez, López, Otto y Tronador, por ejemplo, te regalará postales y experiencias únicas.

En el parque Cerro Catedral Bariloche podés practicar desde esquí hasta snowboard ya que contás con alquiler de equipos e, incluso, escuelas donde aprenderás a esquiar. Pero si decidís ir en verano, también tenés opciones como escalada, trekking (caminata de montaña), mountain bike, rappel y otras más como el Bike Park para descender por ocho circuitos diferentes. Consultá en Internet y reservá desde ya tu alojamiento en Bariloche… y recordá: Si visitás Bariloche, vas a querer regresar

Playa, montaña y nieve: Descubrí qué visitar en Bariloche

Playa, montaña y nieve: Descubrí qué visitar en Bariloche

Bariloche es uno de los sitios turísticos más importantes y emblemáticos de la Argentina. Esta región de la Patagonia, se encuentra ubicada en el parque nacional Nahuel Huapi a unos 1.680 kilómetros de Buenos Aires. Si quieres visitarla, te decimos qué visitar en Bariloche. Descubrirás vistas impresionantes, lagos, arroyos, ríos, playas, montañas y hasta una isla; todo lo necesario para un turismo de aventura sin igual.

 

Aquí encontrarás Cerro Catedral Bariloche, un gran centro de esquí que suma 120 kilómetros de pistas distribuidas en una superficie de 600 hectáreas. La zona se destaca porque ofrece una amplia infraestructura de servicios para la práctica de deportes de invierno que permanece abierta todo el año. Es sin duda, uno de los mejores lugares a la hora de elegir qué visitar en Bariloche.

¿Cómo llegar Cerro Catedral Bariloche?

 

Para llegar a Cerro Catedral en Bariloche no tenés excusa. Podés ir por la carretera pavimentada (unos 19 kilómetros) desde el centro de la ciudad. Pero si preferís, hay transporte público, el servicio llamado Línea Catedral desde la Terminal de Ómnibus por el centro. Disponés, de igual manera, de agencias de viaje habilitadas, taxis y remises (automóviles de aquiler).

 

Si tu opción es por aire, desde la ciudad capital y otras ciudades del país y del exterior, podés encontrar principalmente vuelos charters desde Brasil, Chile y Uruguay o comerciales desde Buenos Aires en todos los horarios con una duración promedio de 2 horas 20 minutos.

¿Qué hacer en Bariloche?

 

Primeramente, planificá tu hospedaje con la variedad de hoteles en Bariloche; encontrarás también un hostel en Bariloche y alquiler de apartamentos en Bariloche, alojamientos que podés consultar en vía web donde sólo con llenar un formulario, obtenés en tu correo toda la información que necesitás.

 

Si tu opción es visitar Bariloche en invierno encontrarás todo lo requerido para la práctica de esquí y snowboard: desde alquiler de equipos hasta escuelas para aprender. Pero, si vos y tu familia deciden ir Bariloche en verano pueden practicar múltiples actividades de aventura como escalada, trekking (caminata de montaña), mountain bike, rappel y otras más. Disfrutá de paisajes alucinantes, variada y rica gastronomía y un área de ruedas sin motor. Además, conocé el Bike Park por donde podrás descender por ocho circuitos diferentes.

Una helada experiencia  

 

¡Bariloche lo tiene todo! Playa, montaña y nieve, por lo que aquí también podés planificar excursiones y paseos a sus principales atractivos: los asombrosos cerros. Una vez en la ciudad, tenés la oportunidad de salir a visitar, además de Cerro Catedral Bariloche, que dispone de 7.000 camas de hoteles y hosterías, restaurantes y cibercafés, los cerros Campanario, Gutiérrez, López y Otto, esta última a 1.405 metros sobre el nivel del mar (msnm).

 

Entre las maravillas geográficas que circundan la ciudad de Bariloche, el Cerro Tronador es una de las elevaciones más espectaculares de la cordillera patagónica y el Parque Nahuel Huapi. Se trata de un volcán de cerca 3.500 metros de altura y que se encuentra activo, aunque con mínimas posibilidades de que vuelva a tener actividad.

Cerro Otto, arte, paisaje y diversión

Cerro Otto, arte, paisaje y diversión

Adrenalina, arte, música y las más cautivadoras vistas te esperan en el Cerro Otto, una montaña ubicada en el Parque Nacional Nahuel Huapi, en la Patagonia, que te invita desde sus 1.405 msnm. a explorar los tesoros de la naturaleza argentina.

Todo un día no bastará para conocer las actividades que hacen vida en este complejo turístico que se ha vuelto referencia para el mundo y que lleva su nombre en honor a Otto Goedecke, el primer colono alemán que lo habitó. Cada año, miles de visitantes se acercan para vivir las excursiones más tradicionales de San Carlos de Bariloche, con su más pálida nieve y su fascinante vista desde las alturas del teleférico.

Cerro Otto es arte, música y paisaje

Alcanzar la cima del Cerro Otto es un sueño. Partiendo del teleférico, compuesto por 42 góndolas panorámicas, o del Funicular de la Cumbre, es imposible no disfrutar un espectáculo tan real. Las montañas con verdes bosques a sus pies, los azules lagos que las rodean y un apacible cielo sobre la inmensidad, te harán desear no escapar jamás de este paraíso argentino.

 

También es arte. Aunque la madre Tierra se deleita al mostrarnos toda su riqueza, este complejo dispone de un espacio en el que se exhiben obras del hombre. Justo en la cumbre hay una galería de arte donde se encuentran réplicas de las tres piezas más importantes de Miguel Ángel Buonarroti: el David, la Piedad y el Moisés. Un valor histórico adicional a tu experiencia.

 

El Deck Panorámico es de los preferidos por los turistas, sus 100 m2 están repletos de impactantes escenografías. Por último, en Otto House Music: Disco y Microcine, las noches del Cerro finalizan con broche de oro. Ahí la fiesta se enciende y se proyectan documentales de la región. 

 

Adrenalina en el Cerro Otto

 

Sus paisajes son perfectos para la postal de tu viaje y sus senderos ideales para llevar tu adrenalina a su límite. En el Cerro Otto, podés practicar mountain bike y senderismo corto. Tenés la posibilidad de ascender en tu vehículo o mediante el legendario teleférico y, por si fuera poco, pistas de esquí nórdico y de esquí andino te esperan en las zonas altas de la montaña.

 

Con el zipline disfrutarás la vista cenital del bosque y, asimismo, te trasladás hasta las estaciones. Otra de las travesías comienza en la ladera sur del cerro, ahí se recorren unos 4 km en camionetas 4×4 y otros 6 km en motos de nieve. Toda una aventura. 

Actividades de nieve

 

En una zona perteneciente a la cordillera de los Andes, no puede esperarse más que un exquisito clima frío que para invierno hace del Cerro Otto el más atrayente espacio para los amantes de la nieve. Pero, ¿qué lo hace tan interesante?

 

Sus descensos en trineos, paseos en cuatriciclos, caminatas con raquetas, un divertido Laberinto del Bosque, el vertiginoso Puente Colgante; todas estas actividades te llevarán hasta una Cabaña de los Espejos deformantes, en la que hasta el más serio soltará su risa, pues verán su reflejo deformarse graciosamente.

 

Cerro Otto es, definitivamente, una de las paradas obligadas si de excursiones hablamos. Una mezcla de diversión y aprendizaje que sumará un conmovedor recuerdo más a tu alma mochilera.

Cerveza artesanal, un abanico de sabores en Bariloche

Cerveza artesanal, un abanico de sabores en Bariloche

Bariloche es naturaleza, frío, turismo y cerveza sin igual. ¿Cerveza? Sí. Sea cual sea el recorrido que realicés en este pedazo de Río Negro, no te podés ir sin probar la característica cerveza artesanal. Las sutilezas de sus colores, sabores y aromas te adentrarán a un mundo de sensaciones solo nuestro.

 

Este municipio se ha convertido en los últimos diez años en una plaza para los de más exquisito paladar. Sobre todo, cerveceros. La gran variedad y marcas de esta tradicional bebida ofrecen al visitante y extranjero la oportunidad de llevar consigo infinitas maneras de recordar a Argentina y su cultura.

Cerveza artesanal en Bariloche, un abanico de opciones

 

Según su levado, el tiempo de maduración, su almacenamiento, será el perfume, riqueza y aroma de la cerveza artesanal de Bariloche. Existe un sinfín de alternativas a la hora de degustarlas. Suaves. Agrias. Refrescantes. Totalmente únicas tanto en su densidad como en su intensidad.

 

La relación con nuestras raíces la mantiene desde sus mismos ingredientes, entre los cuales destacan el agua de nuestros extensos lagos y las flores de lúpulos patagónicos cultivados en El Bolsón. La variación de sus estilos también se encuentra en diferentes marcas ya consolidadas que buscan reinventarse cada año con efectos del pino y la lavanda, por mencionar algunos.

 

La cerveza artesanal como atractivo turístico

 

La cerveza artesanal es sinónimo de Bariloche. Está en todas partes y de todos los sabores. Por toda la atracción que ha generado en habitantes de la zona y turistas, se ha convertido en una parada esencial en el itinerario. Además, se estima que más de 1 millón de litros de cerveza se producen anualmente provocando fuertes movimientos económicos en la región.

 

Otra muestra de este gran impulso turístico son los South Beer Cup, unos festivales de cerveza que se realizan desde 2010 para premiar las excentricidades de esta bebida tan adorada. Las elaboradas en Bariloche arrasaron en 2015 con la mayoría de los galardones entre otras 80 empresas de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Paraguay, Perú y Uruguay, que presentaron más de 300 productos.

Bariloche. Nuevo emprendimiento de la cervecería “Patagonia” fabrica instalada a orillas del lago moreno próxima a inaugurarse, que ademas contará cpon visitas guiadas , degustaciones y un servicio de bar
Foto:Trilce Reyes

Cervecerías emblemáticas en Bariloche

 

Blest, Berlina, Konnan y Bachman serán de seguro las primeras referencias cuando preguntés por la especial cerveza artesanal en Bariloche. Se encuentran entre las más visitadas por toda su trayectoria y variedad internacional. Venden al público de proveniencia inglesa, alemana y escocesa. La fascinación se amplía cuando te asomás por las ventanas de estos locales y descubrís las mejores vistas de la botánica nacional.

 

A la altura del km 6 de av. de los Pioneros, está la cervecería La Cruz y, en la Patagonia, en el Circuito Chico, Gilbert. Estas dos se suman a las casas de la cerveza artesanal donde los barilochenses se deleitan en todos sus sabores en un sampler.

 

La tradición trascenderá en Bariloche y su estimada cerveza artesanal no dejará de ser un factor determinante. Cuando querás percibir todas las sensaciones que puede darte un viaje a esta región, con un solo trago de sus maridajes las tendrás

Conocé Cerro Campanario y viví sus paisajes de aventura

Conocé Cerro Campanario y viví sus paisajes de aventura

Si querés recorrer el país, no podés dejar de darte un paseo por el espléndido Cerro Campanario. Este natural atractivo cubierto de nieve está repleto de vida, aire puro y, por supuesto, actividades grupales que te garantizan la más amena experiencia.

 

Desde el Km 17,5, en la avenida Ezequiel Bustillo, este espacio de turismo nacional se caracteriza por ser una ventana a través de la que propios de la zona y extranjeros deleitan su vista con sus cristalinas lagunas, frondosos bosques y la secuencia más hipnotizante de colinas vestidas de blanco. 

Miradores de Cerro Campanario

 

Una serie de miradores dispuestos en el grandioso Cerro Campanario te regalarán la oportunidad de dar un vistazo a una de las riquezas del país. Sí, los apasionantes paisajes que lo circundan se convierten en una panorámica inolvidable de una Argentina llena de biodiversidad y cultura.

 

En su cumbre podés observar la mejor presentación de los lagos Nahuel Huapi y Perito Moreno, la laguna El Trébol, la península San Pedro, la isla Victoria, los cerros Otto, López, Goye, Bellavista, Catedral, Capilla, el hotel Llao Llao y las arboledas de la tradicional Colonia Suiza. Desde un mirador u otro, igualmente la visión será especial. Eso sí, procurá estar bien abrigado.

Opciones para subir el Cerro Campanario

 

Solo siete minutos te tomará alcanzar el más alto punto del emblemático Cerro Campanario. Solo este tiempo será suficiente para disfrutar de las más ricas experiencias en cercanía con la naturaleza e inhalar los aromas de sus árboles silvestres, pero ¿cómo puedo llegar allá?

 

En el lugar existen aerosillas rápidas y seguras que pueden acércate a ese pedazo de paraíso. También, como buen apasionado de la ecología y la aventura, podés emprender tu propia caminata hacia la cima. El cerro solo está a unos 1050 metros sobre el nivel del mar, así que tu ascenso podría durar unos 30 minutos. Es, sin duda, una vivencia única con la mejor vista.

 

Una vez arriba, te encontrarás con varias terrazas y otros balcones naturales con información sobre cada uno de los cerros que se asoman desde ese punto. Finalmente, y quizás la más divertida parada, una confitería giratoria, única en el país. Su estructura vidriada gira en un radio de 360° y, en apenas 20 minutos, te permite ver todo el espectáculo paisajístico.

Cuál es el recorrido para llegar a Cerro Campanario

 

El Cerro Campanario no solo es fascinante en su naturaleza propia, sino que además toda la ruta por la que tenés que recorrer para llegar a él se convertirá en otra grata experiencia para contar. En un día podés emprender tu viaje y vivir su magia desde adentro.

 

Señaléticas en todo el camino te indicarán cuando estés cerca, así que resultará fácil. El trayecto comienza en el Km 17,5 de la avenida Bustillo, desde este momento ya podés visualizar el lago Nahuel Huapi y toda su pasividad. En Km. 8 está Playa Bonita, y próximo a este el desvío de cruce-Catedral hacia Virgen de las Nieves, cerro Catedral y lago Gutiérrez.

 

Siguiendo la ruta 237, atravesarás Puerto Moreno, Playa Serena, Hipdromo Jockey Club, y, finalmente, llegarás en el Km. 17 a la aerosilla que te llevará directo al espectacular Cerro Campanario. Experimentá, atrevéte y conocé los tesoros que esconde nuestro Bariloche.

Tres datos que te enamorarán de la Colonia Suiza

La leyenda y una pequeña parte de Europa circundan San Carlos de Bariloche. La Colonia Suiza, patrimonio histórico, guarda todas las fascinantes características del siglo 19, época cuando se fundó, sin duda, para prevalecer como una verdadera muestra de tradición en Argentina. 

 

A solo 25 kilómetros de la ciudad de Río Negro se encuentra este territorio originalmente poblado por inmigrantes suizos. Para entonces se dedicaba a producción de materia prima y alimentos; sin embargo, hoy es una parada obligada para el turista más curioso y con ansias de cultura.

Historia de la Colonia Suiza

 

En 1985, la familia Goye, proveniente del cantón Valais de Suiza, se encontraba buscando un lugar fuera de su país que los hiciera sentir más “en casa” y tras haber permanecido diez años en Chile, llegó al pie del Cerro López, en Bariloche, donde hallaron aquel parecido con sus tierras suizas que los hizo convertir el sitio en un punto temático nacional. 

 

Los hermanos Félix, Camilo y María Goye se dedicaron a la agricultura y ganadería. Sus labores se expandieron por la producción de frutas, premiadas por su calidad, y de madera con el aserradero Goye & Fant, que le dio a la colonia más economía. Del trabajo de sus manos, y con la ayuda de otros suizos, construyeron sus casas, la primera escuela y la capilla; hoy emblemas de la pequeña villa de montaña.

Curanto y la gastronomía colonesa

 

Si hay algo que puede representar a la Colonia Suiza es el tradicional curanto, una comida de raíces araucanas, pero que se insertó en esta zona desde Chile por Emilio Goye, propulsor de este espacio histórico. Preparar este plato típico se convirtió en un evento. Inicialmente, se cava un hoyo en la tierra de 15 cm de profundidad, donde se colocan piedras bochas calientes. Luego se simula un manto de hojas de nalca o maqui, sobre las que se pondrán todos los ingredientes, cinco tipos de carne y cinco tipos de verduras. Se cubre con más hojas, un lienzo y arena para asegurar toda la cocción.

 

La gastronomía es la atrayente de visitantes de todas partes, pues no solo se disfruta del curanto, sino también de ricos asados, empanadas, quesos, frutas, verduras y una variada repostería casera.

Recorridos por la Colonia Suiza

 

Los atractivos en la Colonia Suiza se inician con la preparación del curanto. El acto de realiza cada domingo antes del mediodía para que turistas conozcan la magia culinaria que encierra este plato típico.

 

Por otra parte, tenés disponible una feria artesanal, un recorrido por las pintorescas y tradicionales casas, actividades para niños y venta de su exquisito chocolate. Podés recorrer los senderos andinos, con un caballo o en una amena caminata, para participar de las excursiones hacia la laguna Negra, el cerro López y el refugio Jakob.

 

Desde los campamentos Goye, Meli Hué y Huenei Ruca, también salen camionetas que ascienden hasta el refugio del cerro López con trayectos diarios por el “Museo de los viejos colonos”. Si sos de los atrevidos hay trekking para vos, y de cualquier modo, como apasionado por la naturaleza, la Colonia Suiza es ideal para explorar costumbres y su valor histórico.